EL CÓDIGO INCI

Cuando empezamos a interesarnos por los productos de belleza empezamos a leer sus ingredientes, pero sin tener ningún conocimiento previo es complicado entender de qué está compuesto el producto, la cantidad de cada componente o si alguno de ellos puede ser perjudicial para nosotros o simplemente no queremos usarlo por el motivo que sea.

Para la elaboración y comercialización de cosméticos hay una estricta reglamentación técnico-sanitaria recogida en el Real Decreto 1599/1997 y sus posteriores modificaciones. Este decreto establece:

Condiciones generales: Los cosméticos comercializados en la unión europea no deben perjudicar la salud humana siempre que se apliquen en las condiciones normales de uso. Los riesgos que pudiesen derivarse de su normal utilización deben ser expuestos por medio de indicaciones, advertencias e instrucciones de uso correcto.

Prohibiciones: colorantes, conservantes y filtros ultravioleta que no figuren en el Decreto o que sus concentraciones sean superiores a las indicadas. También están prohibidas las sustancias cancinógenas, mutágenas o tóxicas.

También tienen unas normas de etiquetado: en el etiquetado deben figurar: el número de lote, la fecha de caducidad, lista de ingredientes (denominada código INCI), nombre o razón social y el contenido nominal.

También debe aparecer el símbolo PAO que es un tarro de crema abierto en el cual figura un número, normalmente meses, que indica el plazo de duración del cosmético en perfectas condiciones después de abierto. Algunos productos no están en la obligación de llevar este símbolo: productos con una caducidad superior a 3o meses, productos sin apertura física (como los sprays), productos monodosis y productos en los que no existe ningún riesgo de deterioro.

Y ahora viene lo más importante, la composición del cosmético, lo que llamamos el código INCI.

Para escribir los ingredientes en el etiquetado de un cosmético se utiliza la nomenclatura INCI (international nomenclature of cosmetic ingredients) desarrollada conjuntamente por la UE Y EEUU.

Los nombres comunes aparecen en inglés (excepto algunas marcas de productos “naturales” que traducen el inglés al idioma del país de comercialización para que los consumidores vean más claro cuáles son los ingredientes y su procedencia),  los colorantes se mencionan como <<color index>> (C.I) y las especies botánicas llevan el nombre en latín del género y la especie.

Los ingredientes de un producto cosmético deben estar en orden decreciente a su concentración, es decir, los que estén en mayor porcentaje irán primero y de ahí van decreciendo. Los que se encuentran en un porcentaje inferior al 1% se pueden mencionar sin orden, después de los que tienen una concentración superior al 1%.

Los colorantes se pueden mencionar sin orden, después de los demás ingredientes. Para los productos cosméticos comercializados con diferentes matices de colores pueden mencionar el conjunto de colorantes utilizados en la gama siempre que añadan las palabras <<puede contener>> y el símbolo +/-.  Los perfumes son materias primas que aparecen bajo en nombre de Parfum o aroma.

Una vez adquiridos estos conocimientos, a pesar de no conocer todos los principios activos, nos resulta más fácil elegir un cosmético por sus componentes, fecha de caducidad, cantidad de coloranets, etc…

Os dejo un ejemplo de código INCI de un conocido producto de Nivea.

Nivea Body Locion Reafirmante Q10  piel normal 4ml b

 

 

Anuncios

Un comentario en “EL CÓDIGO INCI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s